Páginas vistas en total

sábado, 22 de agosto de 2009

Buenas compañías



Alicia Gaona

Préstame tu oído, cuando así lo necesite
yo te prestaré mi voz.
Préstame tu voz que hoy la necesita mi oído.
Préstame tu fuerza, te la devolveré en agradecimiento.
Préstame tu alegría
y solo tomaré lo que necesito, para dejarte aún alegre.

No absorbas mi esencia,
nací libre como los pájaros,
libre como el agua del manantial,
libre como las palabras salidas de mi boca.
En libertad te encontré,
en libertad te elegí y en libertad te perderé.

Acompáñame, pero no intentes guiarme.
dame aire, mucho aire,
para respirar sin sentir tu perfume.
para decidir sin notar tu influencia,
para vivir sin amarras.
Entonces, sí volveré a ti
con el corazón dispuesto.

3 comentarios:

  1. Alicia, es muy bonito, yo no podré nunca igualarte,sois muy fuertes, mañana iré a por la alfombra un abrazo JUANITA

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga yo sabìa que escribìas muy bien en prosa, pero este poema es hermoso, Neruda y Benedetti ya no pueden temblar, pero los que estàn vivos que se agarren jaja. Te felicito. Te quiero.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos por participar en el blog y por vuestra opinión.
    Saludos y os animo a que sigáis participando.

    Begoña.

    ResponderEliminar